Siros (Grecia)

Colinas místicas adornadas con iglesias, arquitectura grandiosa e imponente y bahías y calas aisladas; le damos la bienvenida a la sublime isla de Siros

Con una mezcla equilibrada entre rural y urbano, y con laderas que descienden hasta el mar - Siros es una isla para todos

Al llegar a la isla de Siros quedará maravillado desde el primer momento: colinas decoradas con iglesias que aparecen en la distancia y los dorados edificios de Ermoupoli que parecen llegar hasta el mar. La isla de Siros es auténtica, imperturbable y le ofrece lo mejor de la vida cotidiana griega.

La vista de Ermoupoli es un recibimiento que pocos olvidan. Admire desde el puerto el imponente ayuntamiento y disfrute del encanto de la ciudad a medida que explora sus plazas inundadas de palmeras y escaleras y calles laberínticas. 

Viaje a lo largo de la costa para descubrir tranquilas bahías y calas donde podrá sentarse a contemplar las olas que acarician la arena dorada o, si lo prefiere, relájese bajo la refrescante sombra de los árboles de tamarisco, que se balancean con la cálida brisa de las Cícladas. Y para aquellos que buscan probar las delicias griegas, deléitense con la miel de tomillo, los loukoumis - dulces hechos con bergamota, agua de rosas y masilla – la halvadopita, el queso San Michalis y la famosa salchicha de Siro condimentada con hinojo.
 

La impresionante vista de Ano Syros, que se encuentra en las colinas más allá de Ermoupoli, es el escenario en el que se estableció este encantador asentamiento católico. La catedral de San Giorgio se alza victoriosa sobre la encima de la colina, mirando hacia el laberinto de calles con arcadas y edificios históricos que sólo son accesibles a pie. Descubra una fascinante mezcla de arquitectura cicládica, medieval y neoclásica, así como las vistas panorámicas de las islas vecinas.

Pasee por la "Pequeña Venecia" de y admire las mansiones de armadores, las mansiones neoclásicas restauradas con detalle, y las amplias plazas llenas de palmeras. La guinda del pastel es la cúpula azul brillante sobre la Catedral de Agios Nikolaos, visible a kilómetros de distancia. Entre en el interior y admire la grandeza de las delicadas tallas de madera, las grandes columnas de mármol, los iconos y las lámparas de araña, que son solo algunos de los tesoros del lugar.

Increíbles excursiones cuidadosamente curadas por los expertos de Celestyal Cruises.