Patmos
apocalíptico

Un lugar con belleza natural e intenso carácter espiritual, Patmos es el lugar donde San Juan escribió el libro del Apocalipsis

Patmos

Uno de los lugares más idílicos de la Tierra

La isla sagrada de Patmos se le menciona a veces como “la Jerusalén del Egeo”. Al acercarse el puerto de Skala desde el mar lo primero que verás son las masivas murallas medievales del monasterio, que montan guardia sobre el Chora de blanco encalado, la colina capital de la isla. Chora, la Gruta, y el monasterio son sitios Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Patmos se compone de tres segmentos principales, montañosos, unidos por dos istmos en el centro de la isla, donde todavía se pueden encontrar restos de la antigua capital de la isla. Aunque su infraestructura rivaliza con la de sus vecinos del Dodecaneso, Patmos todavía se siente fuera del camino esotérico común, gracias a su belleza natural sin estudiar, sus pueblos de imagen perfecta, sus vistas de calidad postal y sus sitios sagrados. En el 2009, la revista Forbes nombró la isla uno de los lugares más idílicos del mundo para vivir: palabras como “un sueño”, “acogedor” y “virginal” se utilizan a menudo para describir este paraíso Egeo.

Historia

Primero asentada por dorianos y luego griegos jónicos, Patmos quedó bajo el dominio de Roma y al igual que otras islas del Egeo, se utilizó como lugar de exilio para los presos políticos. Entre los prisioneros exiliados a Patmos estuvieron San Juan el Teólogo Evangelista (también conocido como San Juan el Divino), que fue traído a la isla en el año 95 durante el reinado de Domiciano. Durante su larga reclusión en esta montañosa isla, San Juan escribió tanto el Apocalipsis como su Evangelio en la Gruta (cueva) de Santa Anna. En 1088 Ioannis “El Bendito” Christodoulos, un abad y soldado Bitinio, recibió el permiso del emperador bizantino Alexis I Comneno para fundar un monasterio en la isla dedicado a San Juan. Durante la década de 1960, este destino bucólico dio la bienvenida a muchos de los “hijos de las flores” del mundo, que vinieron por la belleza de la isla y la energía espiritual.

Lo más destacado

La Gruta del Apocalipsis

Donde San Juan oyó la voz de Dios

A mitad de camino por la montaña desde el puerto de Skala de Chora está la Santa Gruta del Apocalipsis. Según la tradición cristiana, se abrieron tres fisuras (un símbolo de la Santísima Trinidad) en una pared en la gruta, San Juan oyó una voz que le concedió una serie de visiones del futuro (revelaciones), imágenes nítidas de cómo crecería la Iglesia y de cómo esta lucharía contra los poderes malvados de la tierra y el infierno y finalmente saldría victoriosa. La voz ordenó al santo transcribir estas visiones: San Juan dictó las revelaciones a uno de sus discípulos, Prochoros y este texto se convirtió en el libro de las Revelaciones (o del Apocalipsis). Durante su tiempo en esta cueva sagrada, San Juan también compuso el Cuarto Evangelio. La entrada a la gruta se marca con un mosaico de las visiones del santo. Dentro de la gruta, el lugar de descanso nocturno de la cabeza del santo está cercado y delimitado en plata batida.

La esculpida cima de la montaña del pueblo de Chora

Más arriba en la montaña, se eleva la impecable Chora sobre el puerto de Skala. Su rodapié de casas blancas tradicionales rodea la parte inferior de las paredes exteriores del Monasterio de San Juan el Divino. Un pueblo con arquitectura homogénea. Las calles y callejones adoquinados de Chora están llenos de mansiones construidas por ricos propietarios de buques durante los siglos 17 y 18. A medida que recorras el camino hasta el monasterio, en la cima de la colina, asegúrate de encontrar el auténtico sabor de este pueblo Dodecaneso, a lo largo de algunas de sus calles más tranquilas.

El Monasterio de San Juan

Data de 1088

Ahora rodeado por el pueblo, el monasterio fortificado de San Juan, cuyas paredes tienen más de 15 metros de altura, fue construido con piedra gris local. En 1088, San Christodoulos pidió a toda la isla de Patmos bajo el mando del emperador bizantino Alexis I Comneno poder fundar un monasterio dedicado a San Juan. Incluso después de que “El Bendito” fuera expulsado de Patmos por los piratas, los monjes continuaron la construcción del monasterio que con el paso de los siglos se convirtió en un importante centro cultural, religioso y espiritual. Dentro de su laberinto de capillas y patios, el Monasterio de San Juan alberga iconos medievales de la escuela cretense y la Capilla de la Madre de Dios (la Virgen María), cuyos hermosos frescos datan del siglo 12; así mismo encontrarás la capilla principal del monasterio que data de finales del siglo 11. También hay un museo dentro del monasterio, con iconos, objetos religiosos de plata y oro, reliquias sagradas y túnicas bordadas de inestimable valor en la exposición.

Excursiones en tierra

Saca el máximo provecho de tu viaje con nuestras excursiones especializadas

Excursión

Patmos

Visita religiosa al monasterio de San Juan y la gruta del apocalipsis

Fundado en 1088 por San Christodoulos, callejuelas pintorescas se elevan hacia el Monasterio de San Juan el Evangelista. Se encuentra en lo alto del monte de Hora. Tiene la apariencia de un castillo bizantino, fue construido como una fortaleza. Su presencia es verdaderamente impresionante.

Excursión

Patmos

Excursión en el lado campestre de Patmos con Hora y Gruta

Nuestra excursión panorámica comienza en el puerto de Scala en dirección al centro de la isla, a la ciudad principal de Chora.

Choose your country

North America

South America

Asia Pacific